Dulce locura.

Desmedida ternura

 
En este invierno tu ausencia es el frió que penetra mis huesos

con cada línea experimento un extraño sonido, te abrazo

con palabras transformadas en versos que le confió al viento,

soñando despierto rompiendo el silencio te encuentro, escuchando

los latidos que del corazón van directo al pensamiento,

el motivo de mis suspiros sonríe, poniendo nombre a una noche de insomnio

esperanza que sostiene el ancla de mi locura y la tuya,

sensibilidad que me agobia, en la que pierden equilibrio mis sentidos,

reacciono me sorprendo, me cuestiono

y de nuevo aquí estoy imaginando que llegaras para vivir paso a paso,

beso a beso el mutuo anhelo de cristalizar esta dulce locura

la magia en la desmedida ternura o el despertar de la ilusión en su derroche.

H.R

Imagina!!!

Imagina!!!

Lanzarte al océano con los pies atados, cerrar los ojos

disfrutando el impacto; creer que el cielo te sonríe al mirarlo;

en respuesta abrazarlo, enviar un susurro al viento

que llegue a oídos de ese ser amado, con las nubes escribir su nombre

elevando un canto inspirado, sentimientos inundando los sentidos,

belleza del firmamento cuando al corazón impulsa

perfila tu mirada en dirección a lo espontáneo nunca hecho,

eso que identifica tu alma como lo más arriesgado,

vence el miedo que aún le teme a lo inesperado,

derriba la muralla que te encadena a no intentarlo,

sin ignorar que existe el pasado. Claro,

lo bueno y lo malo de vez en cuando es necesario

recordarlo sin detenerte, observa reteniendo

concretando los detalles, el tiempo hace lo suyo

las heridas son sanadas o disfrazadas,

en el trayecto la lección en práctica motiva en mejor

carácter no eres solo en el universo examina renunciar

a los sueños no es parte de la verdad, atrévete a realizar

H.R.