¿Te conoces, Me conozco?

¿Te conoces, Me conozco

A veces crees saber tanto de ti, dices conocerte

¿Pero en verdad es así…?

Puedes estar en un pedestal donde no tienes un presente lo

suficientemente complicado para preocuparte.

Te afliges y tu derecho a conmoverte por lo real es cedido, en su lugar

surgen fragmentos de recuerdos inexistentes de otros tiempos que te

dan algo de libertad, te permiten en apariencia disfrutar con

optimismo de la vida.

Su enorme reflejo deja ver particularmente de que estas hecho;

curiosamente; coherente para muchos y algo irracional para otros,

el ser humano se conforma creyendo que es normal, y en parte es

posible que lo sea pero al mirar más allá, viendo el futuro como algo en

lo que no se debe pensar, es importante reflexionar porque este

simplemente llegara.

Convenientemente se negocia cada principio sin importar, para los

valores tampoco encontraras lugar, los compañeros de travesía lejos de

ser comprensivos buscan su oportunidad, al extremo un poco cruel,

es claro que cada uno lucha por sobrevivir.

Los sueños compartidos con el paso del tiempo se abandonan, una

mezcla de emociones van dejando huellas imborrables, un

escenario desde allí, que no pasa de ser quizás un episodio más,

en la vida no tiene por qué afectar, nada ni nadie es más importante que

tú; es tu opinión.

Pareces ignorar que estás en manos de Dios y que a él, ningún detalle

se le escapa; finalmente todo tomara su orden natural de nada sirve

lamentar.

 

En ocasiones quedamos suspendidos en un espacio del pasado y este

parece burlarse de nuestro presente, extrañamente contradictorio,

no es el ideal, el que soñamos o con el que fantaseamos y es ahí cuando

tenemos que decirnos “despierta y sonríe”, porque aún tenemos un

camino por recorrer y es posible cambiar la realidad.

 

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias