Dame tus Manos

Poesía 106 Visitas

Dame tus Manos 1

Dame tus manos  madre querida, las que me guiaron

toda la vida, las que de niña me sostenía día tras día

me conmovía, amor tan tierno me transmitían,

cálidas manos mamita linda, todo un legado, me consentían

aun cansadas hermosas manos por el trabajo sometidas,

con diligencia tan expresivas, dándolo todo sin nada a cambio,

tan espontaneas y creativas, me enseñaban, me compartían

incomparable madre querida, en el momento en que yo caía,

ahí estaban siempre  extendidas, con sus caricias, intervenían

me consolaban, eran mi guía, dándome fuerza me sostenían,

como una ofrenda se me ofrecían en un instante me sorprendían

contemplando tu sublime partida, inspirando profundo respeto,

una sobre otra benditas manos, bien parecía se despedía

Madre linda tu  labor ahí  concluía

imborrable día no se me olvida, intensa mezcla de mi fatal dolor,

inalcanzable sueño interminable volver a verte  anhela mi corazón.

H.R

Compartir

Comentarios