La Vida

La vida

Las lágrimas reviven los momentos de una realidad que estremece

lo profundo del alma; no quisiéramos ni pensarlo pero está presente,

en una sociedad carente de amor en la que sus valores se han ido

extinguiendo, solo quedan cenizas de las que procuramos surgir con la

frente en alto; para encontramos con la mirada triste de un niño indefenso

que no puede entender él porque de tanta crueldad.

 

Nada volverá a ser igual;

el violento se ha propuesto ensañarse en contra de la justicia

con argumentos absurdos tras los que pretende obligar a razonar;

su misión, intimidar, que se enteren; según él, tiene el control,

obligando se le preste atención;

el respeto no existe en su lenguaje,

sus principios se disolvieron cuando le robaron su inocencia.

 

Los recuerdos lo atormentan y su única opción es tomar la puerta falsa

que lo lleva a la destrucción de los inocentes,

en un mundo en el que solo los astutos sobreviven

y los débiles difícilmente resisten.

 

El corazón, mayor que la razón desea sanar las profundas heridas

que marcaron su triste vida y en su lucha

lo único que cree tener como suyo es un resentimiento,

el peor de los consejeros para demostrar

que la mejor solución está por encima del amor.

 

Un comentario en “La Vida”

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias