¡Perfume!

Perfume

¡Hola! Quiero mostrarte mi perfume, me llamo poema…

Me sentí turbada al escuchar ese nombre,

no le pedí que me aclarara, ni pregunte su apellido.

Un encuentro entre un arte con nombre de por sí

es un gran acontecimiento.

En el mismo cimiento de la humanidad, en fracción de

segundo se generó un puente de comunicación,

 

automáticamente circularon palabras como torrente de

sangre por mis venas .

 

Fuertes emociones internas vinieron recorriendo

mi cerebro, sorprendida por cada uno de los versos

encontrados, imaginando uno y otro escenario.

En la mira una chispa, otros tantos, parpadee

rápidamente,

 

en segundos fluían tres o más estrofas diseñadas

luego quede con los sentidos se mi abiertos,

las pupilas dilatadas, un tenue rubor colorea mis mejillas,

y los labios palideciendo sutilmente,

 

parece que se han resfriado un tanto.

Abro más los ojos, levantando las cejas,

una más que la otra

sin salir de mi asombro,

 

pidiendo disculpas por los yerros cometidos

sin moverme de mi lugar.

Puedo sentir la fragancia del perfume expresando,

incontenible fuente apasionada de mis versos. sin final

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias