El Arbol

El Arbol

  

Engalanado con radiantes colores

y esplendorosos ropajes

como majestuoso señor de los bosques,

campos y ciudades.

Espontáneo, a la temperatura no haces caso;

el clima no es problema, igual destilas

encantadoras y perfumadas  fragancias,

desplegando sensaciones apasionadas.

 

Con tu sombra cubres la cabeza

de cuanto transeúnte por tu lado pasa,

con asombro contemplan tu encantadora belleza

deleitando las miradas expectantes.

 

Quien pudiera levantarse con firmeza

como lo haces.

 

Imponerse día a día sin temores,

pareciera que con el vaivén de tus hojas hablaras,

que clamaras al hombre indiferente

que ensañado tala tu esperanza,

aferrado a tu tronco y tus raíces

gimes a tu madre no te suelte,

a esa tierra que sostiene tu existencia,

te sujetas buscando refugiarte,

la abrazas con delirio inconmovible.

 

Sin embargo eres tolerante,

resistes resignado,

adornando esta selva de concreto que te ahoga,

observando con nostalgia te conmueves,

desvías tu atención,

y en suspiro inspiras fortaleza y gran pasión.

 

Yo te miro y te admiro

por la vida que mana de tu esencia,

porque anhelando un mañana, no tendrás

y al hombre le digo con osadía,

-¡basta ya!

no le impidas la existencia

pues no quiero que su esplendorosa presencia nos falte…

  

 

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias