Entre el Fuego y el Hielo

Entre el Fuego y el Hielo

Ese día frío de septiembre cuando sentí la voz de mi agonía que me impedía entender el ímpetu de mi devoción.

Aspiraba que tu corazón se llegara a deshelar.

Sin límites, persistí con profunda insistencia buscando esa luz de esperanza, que no sabía si valdría la pena esperar ¿Acaso tus palabras un poco desgastadas se empeñaban en mostrarme los ásperos senderos del desencanto, que en tu corazón de hielo reservabas para mí?

Desgastados mis versos inspirados por tu amor, como lirios en lágrimas mojado para ti un poco desentonados, pensaba si lograrías entender lo que llegue a sentir por ti .

Pise blandamente las sendas congeladas, descubriendo que nada había de ese amor que alguna vez me profesabas, llegado el momento de tu fatal engaño casi no me doy cuenta el daño que este hizo a mi frágil corazón, el motivo no lo encuentro, no lo entiendo ¿existe tal justificación ? no lo creo.

Por eso de nada sirve pedir ayuda, tu amor me ha trastornado.

Sin embargo a él me aferre por creer que aun de las cenizas nos podíamos levantar me inundaron en remansos purísimos de luz, aromas como brisas de ilusiones, tarareando bellas canciones que solíamos cantar.

Para mí era claro que tenía que luchar, conociendo tus secretos, me tenía confianza realmente suave y serena mi existencia tal vez se abría ante una esperanza vacía.

En vano entre las sombras mis brazos siempre abiertos, tal vez por un momento te buscan sin cesar, absurdas perspectivas me causaron extrañeza sutil y loco afán, quizá con miedo intenso, no veía tu crueldad solo me pregunte con algo de tristeza, ¿acaso estoy tan sola?

No pude contéstame …

Soñaba con ir al encuentro de tu amor lejano sin perder tiempo una oportunidad, sin saber lo que sentías, ni lo que pensabas, quizá impotente gritar buscando una respuesta que antes no logré, justificando tu injusto proceder, seguí soñando estar entre tus brazos asirme y no soltarme con ilusoria dedicación, quise de tu mano por siempre caminar ni percibía lo que me esperaba quiera conservar.

Pensar que entre bellos recuerdos no te podías quedar, mis ojos de otra forma no te sabían mirar, solo me decía lo voy a lograr me estremecía el grito del infinito amor que te tenía como algo tan sagrado como fuego quemaron tus palabras lo profundo del corazón, incrementando la tortura, esa llama de mi pasión… destruida por completo con tu vil traición.

2 comentarios en “Entre el Fuego y el Hielo”

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias