Esa mirada!

Esa mirada!

Me perdí en tu mundo sin percatarme de ello

en mi fragilidad lo peor ya ha pasado

lo que está  por pasar;

será el comienzo de una hermosa realidad,

como si al encontrarnos

me hubieras puesto el zapato perdido

me miraste a los ojos y mi corazón quedo detenido

al borde sin poder salir,

encendiste  una luz que solo se apagara

en el momento que deje  de existir

sintiendo, que al coincidir esa mirada,

solo veré tu rostro y borroso un pasado

para el que no tendré memoria

nada volverá a ser  igual de eso el tiempo se ocupara

sin que pueda evitarlo, privarme de ello

oh  renunciar  a mi felicidad  no está  en el plan.

H.R.

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias