Inmortalizado

Inmortalizado

A mi amigo del alma.

 

Justo ahora cuando más lo necesito,

en medio de tantas cosas

su ausencia me ha hecho sentir

una mezcla de sentimientos encontrados

que no logro definir.

 

Un dolor inmenso me invade al recordar

palabras sabias que siempre decía consejos

que no volveré a escuchar.

 

Sencillos pero profundos revelaban su esencia,

indiscutiblemente humana pero también celestial,

me estremece al pensar

que las personas importantes

que generan cambios en nuestra vida

una sola vez nos son concedidas,

como un sello dejan grandes huellas,

sus mensajes aun con el tiempo

nos hacen reconocer lo valiosos que son,

cumplen un propósito eterno en medio del vacío

difícil de soportar.

 

Con respeto y mucho cariño retengo sus últimas palabras

para mi es una forma de preservar su inolvidable memoria,

a pesar de la pérdida, lo importante a considerar

es que valió la pena haber sido parte de su vida.

 

Por eso sé que fue,

¡Todo un privilegio! Haberle conocido

Le extraño, si…

Y la mejor manera es conservando parte de su legado

algo que el tiempo no ha borrado

está presente en mi vida y en la de todos aquellos

que aún retienen dentro del corazón,

cada detalle que formó parte de un proceso

muy importante, imposible de omitir.

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias