Mira a distancia…

Mira a distancia

El sol en su ocaso despidiendo el día y la noche invadiendo

mientras rodeada de mucha gente desconocida

sumergida en mis propios pensamientos,

observo la multitud que va y viene en el mismo trayecto;

un recorrido entre luz y sombras que dejan al descubierto,

el final de una jornada indicando un fin de semana.

Nada del otro mundo puedes pensar.

Para mí, la oportunidad de escribir más.

Le debo en líneas a más de uno, tu estas en ventaja,

eres, a quien más le escribió

aunque muchas cosas de mí no te cuento porque son innecesarias,

bueno en teoría,

por qué a veces me gustaría escribirlas especialmente para ti,

cuando pienso leyendo cada línea qué escribo,

me doy cuenta de lo insuficiente del tiempo

de lo inspirador qué me resulta introducir cada trazo,

registro continuo de innumerables cosas,

qué en mi corazón van fluyendo sin planear contar,

normal para mi.

algo curioso pensaba en estos días,

una mirada que se quedó en mi mente y cautivó mi razón

me observa en silencio desde lejos tal vez preguntando

porque sigo escribiendo, me susurra el sonido de su voz

al entrar aquí encuentro un vacío extremo qué me sigue inquietante

preguntando qué tengo tan absurdo que no me rindo, en mis archivos

busco mis recuerdos de infancia la noche fría qué abrace,

tu número celular qué alguna vez grabe

el beso que robe en algún aguinaldo, disculpas que recibí

por alguna extraña equivocación, eso que evitó al extremo hacer

por respetar la libertad de alguien que es indiferente,

esa pregunta incomoda llamada imprudente cuando parece

que a huido la sinceridad y la serie de sucesos que sin mencionar

me inquietan y poco a poco van descubriendo mi alma.
H.R

 

Tus comentarios me inspiran y me ayudan a mejorar. Muchas Gracias