Tras la vestidura…

Reflexiones 18 Visitas

1
Muchas palabras se pueden decir pero acertadas,

posiblemente ninguna, el corazón y la mente

se nublan y en ocasiones el silencio taladra el alma

con los recuerdos, en el proceso se aprende a vivir

sintiendo el vació sin entender que nos abraza la soledad,

sentimos frió por falta de abrigo o por exceso de compañía;

 

remplazar la caricia, el sonido de una voz que  nos sacude,

al escuchar, enlazamos lagrimas que fluyen como cascadas,

ahí, se experimenta, el impensable tiempo que expira

una forma precisa el protocolo tras la vestidura sombría,

 

como el agua entre los dedos la vida es un suspiro,

refugió, que desciende sin prolongar su existencia

teorizar sin razonar, especular en lugar de callar,

 

sabe Dios si arraigada el alma es encarcelada.

De tiempo en tiempo liberamos los sentidos, removemos

memorias inmortales,  nudos extraños examinamos

sigilosamente, exagerando la lección  incomparable huella

de un paso forzado, que un calendario  registro.

H.R

Compartir

Comentarios